LA ESCUELA DE ASESINOS

SOA Watch

La Escuela de las Américas (SOA por sus siglas en inglés) fue establecida en Panamá en 1946, y luego transladada a Fort Benning, Georgia en 1984. El presidente de Panamá, Jorge Illueca, describió al SOA como "la base más grande para la desestabilización en América Latina", y uno de los principales diarios panameños la apodó "La Escuela de Asesinos". La historia apoya estas acusasiones.

Cientos de miles de latinoamericanos han sido torturados, violados, asesinados, desaparecidos, masacrados y obligados a refugiarse por soldados y oficiales entrenados en esa Escuela. Los egresados del SOA persiguen a los educadores, organizadores de sindicatos, trabajadores religiosos, líderes estudiantiles, y a los pobres y campesinos que luchan por los derechos de los damnificados.

A lo largo de sus cincuenta y mas años, el SOA ha entrenado a 60,000 soldados latinoamericanos en técnicas de combate, tácticas de comando, inteligencia militar, y técnicas de tortura. Estos graduados han dejado un largo trecho de sangre y sufrimiento en los países donde han regresado. Hoy día, la Escuela de las Américas entrena entre 900 a 2,000 soldados al año.

"Una institución tan claramente por fuera de los valores americanos …. Debe ser cerrada sin vacilación" ---New York Times.

El Entrenamiento de Tortura del SOA

En septiembre de 1996 – bajo inmensa presión de grupos religiosos y de base – el Pentágono dió a conocer siete manuales de entrenamiento en español utilizados por el SOA hasta 1991. El New York Times reportó que, "Ahora, los americanos pueden leer por su propia cuenta algunas de las lecciones nocivas impartidas por la Escuela de las Américas a miles de latinoamericanos… [los manuales del SOA] recomendaban técnicas de interrogación como la tortura, la ejecución, el chantaje, y la detención de familiares de los interrogados".

Un graduado de la Escuela sostiene que la gente sin hogar era utilizada como conejo de laboratorio para los entrenamientos de tortura. Los defensores del SOA declaran que la misión de la Escuela es impartir valores demócraticos en las fuerzas militares latinoamericanas. Sin embargo, es claro que el Pentágono ha socavado esta misión al enseñar decisivamente técnicas antidemocráticas.

Inscripción en el SOA

Constantemente, las naciones latinoamericanas con los más altos índices de violaciones de derechos humanos han enviado el mayor número de soldados a la Escuela de las Américas. Bolivia bajo el General Bánzer; Nicaragua bajo los Somozas; El Salvador durante los años más sangrientos de la guerra civil – todos fueron los principales clientes del SOA durante el apogeo de su represión militar. Y poco tiempo después del comienzo de la resistencia indígena en Chiapas en 1994, México se convertió en el principal cliente del SOA.

La Galería de la Fama del SOA

La falta de interés por los derechos humanos es claramente ilustrada por aquellos a quienes la Escuela elige honorificar en su Galeria de la Fama con fotos de los graduados más destacados o por aquellos a quienes invita a presentar charlas e impartir cursos especializados:

El General Hérnan José Guzmán Rodríguez – Honorificado en la Galería de la Fama en 1993. Rodríguez protegió y asistió al escuadrón de la muerte del grupo paramilitar colombiano "MAS", el cual fue responsable de la muerte de por lo menos 149 personas. El dirigió a los soldados que detuvieron, torturaron, violaron, y ejecutaron a Yolanda Acevado Carvajal.

El General Héctor Gramajo – Orador invitado en 1991. Arquitecto de políticas de genocidio desde 1980 hasta 1991, las cuales resultaron en el asesinato, violación, tortura, y desplazamiento forzoso de cientos de miles de indígenas en Guatemala. Gramajo fue declarado culpable de numerosos crímenes de guerra en una corte norteamericana seis semanas antes de su presentación en una ceremonia de grado en el SOA.

El Coronel Pablo Belmar - Instructor invitado en 1987. Directamente implicado en la tortura y asesinato, en 1976, del oficial de las Naciones Unidas, Carmelo Soria, cuyo cuello fue fracturado tras ser arrestado y torturado por personal chileno del DINA.

En 1998, el SOA desarrolló una lista adicional de "graduados destacados". Sin embargo, varios de estos estudiantes "excepcionales" han sido implicados en la violación de derechos humanos incluyendo torturas, masacres, y "desapariciones". Un ejemplo es el general colombiano, Manuel Sammiguel Buenaventura, implicado en la masacre de 1988 de 20 trabajadores bananeros.

 

Graduados del SOA citados en Informes de Derechos Humanos

La Comisión de la Verdad de la ONU

El Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas referente a El Salvador, dado a conocer el 15 de marzo de 1993, cita a más de 60 oficiales salvadoreños implicados en las más horroríficas atrocidades durante la guerra civil en El Salvador. Mas de dos tercios de los mencionados en el reporte fueron egresados de la Escuela de las Américas. Por ejemplo:

Terrorismo de Estado en Colombia

Este informe de 1993 es el trabajo definitivo sobre los oficiales militares colombianos responsables de las violaciones en ese país. De los 247 mencionados, 124 son graduados del SOA. Por ejemplo:

Nunca Más

Este informe de 1998 de la Arquidiócesis de Guatemala relata la violencia durante los 36 años de la guerra civil. Numerosos oficiales militares mencionados en este reporte son egresados del SOA. Por ejemplo:

 

Según las más recientes estadísticas del Pentágono, el SOA le cuesta al pagador de impuestos americano alrededor de $20 millones al año.

 

Unete al llamado para "Cerrar el SOA!"

"En la era posterior a la Guerra Fria, los Estados Unidos necesita promover el desarrollo de la democracia y los derechos humanos, y no a las fuerzas militares que ven a su propia ciudadanía como el enemigo." --Senador, Richard Durbin, Il.

"Cerrar al SOA ahorraría millones de dólares y quizas miles de vidas."---Leadership Conference of Women Religious

Resolución de la Asamblea Nacional 1994

"La Escuela de las Américas es un dinosaurio de la Guerra Fria y debe ser cerrada"--Mayor Joseph Blair, Fuerzas Militares Estadounidenses, ex-instructor del SOA

"Le urgimos al Presidente, el Secretario de Defensa, y al Congreso cerrar al SOA como una muestra de solidaridad con los pobres y marginalizados de América Latina."

--United Methodist Council of Bishops, Resolución de 1998.

"Por 50 años, la Escuela ha participado en el entrenamiento de déspotas extranjeros y mercenarios operando claramente fuera de los límites de la libertad, democracia, y decencia."

--Veteranos por la Paz, Resolución de la Convención Nacional

"Les imploramos cierren la Escuela de las Américas una vez por todas; pues es la Escuela de la Muerte."--Alicia de Garcia, Presidenta, COMADRES – de una carta al Presidente Clinton

Como puedes contribuir

Llama ó escríbele a tu Representante o Senador: Dile que no quieres que los impuestos estadounidenses sean alocados a la Escuela de las Américas.

El Honorario (nombre) El Honorable (nombre)

US House of Representatives US Senate

Washington , DC 20515 Washington, DC 20510

La operadora del Capitolio (202) 224-3121

Ordena

School of Assassins (libro) $15 Orbis Books (800) 258-5838

School of Assassins (video) Nominado para un Oscar. Duración de 18 minutos. $14.95 Maryknoll Productions (800) 227-8523

Para más información:

SOA Watch

PO Box 4566

Washington, DC 20017

(202) 234-3440 – teléfono (202) 636-4505 – fax

www.soaw.org